Publicado: 20 de Marzo de 2014 a las 15:25

Con el paso del tiempo, el grabado de forma permanente del nº VIN y/o nº de matrícula en las lunas y componentes ha resultado ser el sistema antirrobo por excelencia, ya que es el único que no se puede anular. Una vez instalado funciona permanentemente, sin necesidad de activarlo o desactivarlo, para siempre.